Beneficios Del Aceite De Pescado: Inclina La Balanza A Tu Favor Con Nuestra Guía Redactada Por Expertos

Hay muchísima información y propaganda sobre los suplementos de aceite de pescado, pero ¿deberías probarlo tú también? Por supuesto.

Si alguna vez navegaste por las investigaciones sobre los suplementos, seguramente habrás pescado algo en el mar de información que rodea al aceite de pescado. Este pequeño suplemento ha levantado olas, pero... ¿deberías zambullirte de cabeza y probarlo?

La respuesta es sí. Y si me permites hacer un mal chiste: ¡atrévete a morder el anzuelo y déjate atrapar por el aceite de pescado!

Puede parecer una broma, pero no hay nada que huela mal sobre este increíble suplemento. ¿Quieres saber más? Tira las redes y prepárate para aprender.

Ácidos grasos

El aceite de pescado contiene ácidos grasos esenciales (AGE) cuyos beneficios han sido ampliamente demostrados. En este artículo, analizaremos los dos ácidos grasos Omega 3 esenciales más estudiados e importantes: EPA y DHA.

Estos ácidos grasos se llaman «esenciales» porque el cuerpo los necesita para funcionar correctamente, pero nuestro organismo no puede producirlos. Por lo tanto, debemos obtenerlos a través de alimentos o suplementos.

Aunque hay diversos suplementos con AGE, como el aceite de linaza y de otro tipo, el aceite de pescado es una de las mejores fuentes disponibles.

¿A quién va destinado el aceite de pescado?

Los suplementos de aceite de pescado ofrecen varios beneficios para la salud. Por lo tanto, son extremadamente útiles para la población en general y ayudan a todas las personas, desde los atletas hasta las personas más sedentarias.

Los culturistas y atletas se interesan por el aceite de pescado debido a sus beneficios para la composición corporal, aunque casi todas las personas interesadas en mejorar su estado de salud general pueden beneficiarse de las grasas saludables que ofrece el aceite de pescado.

¿Crees que se lo toma en serio? Esta chica toma regularmente suplementos de aceite de pescado. ¡Funciona!

Clase de ciencias

Como hemos mencionado, los componentes activos principales del aceite de pescado son EPA y DHA. En el organismo, los ácidos grasos EPA y DHA se almacenan en la bicapa fosfolipídica de células para usarlos en el futuro. Si consumes suficiente EPA o DHA, puedes modificar significativamente la composición de las grasas que forman la bicapa de las células. Esto puede afectar en gran medida a los procesos que utilizan estos lípidos (grasas) almacenados.

De especial importancia es la naturaleza antioxidante y las eficaces propiedades antiinflamatorias relacionadas con el ejercicio de los EPA y DHA. Dado que el ejercicio de alta intensidad y el entrenamiento con pesas aumenta los procesos de inflamación y oxidación, la reducción de esta respuesta corporal puede ser beneficiosa para mejorar la recuperación posterior al ejercicio. Aunque hay cada vez más estudios, aún deben realizarse investigaciones más completas sobre este aspecto de los suplementos de EPA y DHA.

Para las personas que desean desarrollar músculo, hay estudios que sugieren que los suplementos de EPA y DHA ayudan en la síntesis y limitan la degradación de proteínas musculares. Esto puede significar un menor deterioro y un mayor desarrollo muscular.

Y, ahora, ten paciencia, porque te voy a dar una lección de álgebra.

Matemática muscular

La fórmula básica para ganar masa muscular es que la tasa de incremento de tejido muscular magro (balance proteico) es la tasa de síntesis menos la tasa de degradación. Dado que los ácidos EPA y DHA pueden incrementar la síntesis y reducir la degradación, pueden encargarse de todo e inclinar a tu favor la balanza de desarrollo muscular.

Además, hay indicios de que EPA y DHA apoyan la función de la insulina y aumentan la absorción de glucosa y ácidos grasos en las células musculares. Esto puede ayudar a distribuir los nutrientes hacia el músculo y alejarlos de la grasa, lo cual mejora la composición corporal general y proporciona más combustible al músculo durante el ejercicio.

También hay indicios de que EPA y DHA aumentan el gasto cardíaco y el volumen sistólico, lo que favorece un flujo sanguíneo saludable y, posiblemente, el rendimiento del ejercicio, aunque este aspecto no ha sido analizado directamente.

Los ácidos EPA y DHA pueden encargarse de todo e inclinar a tu favor la balanza de desarrollo muscular.

Incorpora ácidos grasos

Los diversos suplementos de aceite de pescado tienen distintas concentraciones de EPA y DHA. Para aprovechar los beneficios de estos dos ácidos grasos en el metabolismo muscular y en la composición corporal, asegúrate de consumir entre 2 y 4 g de EPA y DHA combinados al día.

Existen pruebas de que tomar aceite de pescado con las comidas mejora la respuesta anabólica. Además, y aunque esto es una suposición personal, tomar aceite de pescado con una comida puede mejorar la absorción del aceite de pescado.

Se ha demostrado que el aceite de pescado, en especial EPA, funciona junto con HMB para reducir el deterioro de proteínas musculares. Dado que EPA puede mejorar la síntesis de proteínas musculares, posiblemente sea útil tomarlo con leucina, AACR (aminoácidos de cadena ramificada) o proteína de whey, que también ayudan a la síntesis de proteínas musculares.

Por supuesto, también puedes combinar el aceite de pescado con tus suplementos básicos habituales (como un complejo multivitamínico).

Ir de pesca

Como norma general, recomiendo adquirir suplementos de marcas que puedan proporcionar análisis de laboratorio de sus productos. De esta manera, te asegurarás de que el envase contenga realmente lo que indica la etiqueta.

Dado que la mayor parte de los beneficios del aceite de pescado provienen de su contenido de EPA y DHA, busca suplementos que contengan una elevada concentración de estos ácidos grasos.

La mayoría de la gente tiene una buena tolerancia al aceite de pescado, aunque algunas personas pueden experimentar efectos secundarios. Puedes sufrir una hemorragia abundante si tomas una dosis muy elevada de aceite de pescado (muchísimo más alta que la recomendada en este artículo). Esto se debe a que el aceite de pescado, en concentraciones elevadas, puede disolver coágulos sanguíneos.

Una pequeña parte de la población es alérgica al aceite de pescado y no debe consumirlo.

Tal vez el efecto secundario más habitual del consumo de aceite de pescado sean los trastornos gastrointestinales. Muchas personas también sufren eructos molestos al tomar cápsulas de aceite de pescado. En ese caso, prueba a utilizar un producto que contenga cápsulas con capa entérica, que debería reducir la incidencia de esos desagradables eructos de aceite de pescado.

Como siempre decimos, habla con tu médico antes de empezar a tomar un suplemento nuevo.

Pescadito frito

El pescado es una fuente extraordinaria de ácidos grasos esenciales, en especial EPA y DHA. A menos que te apasione sumergirte a diario en las profundidades del océano, un suplemento de aceite de pescado es una de las mejores maneras de aprovechar los múltiples beneficios de salud y desarrollo muscular que ofrecen estos ácidos grasos esenciales.

Los principales cinco productos de aceite de pescado

La mayoría de estos productos únicamente se consiguen en América del Norte, pero puedes encontrar productos equivalentes en tu país.


Agregar a favoritos y compartir